Los hombres también contraen cáncer de mama.

Aunque es raro, el cáncer de mama sí ocurre en los hombres, y con frecuencia se diagnostica a una edad y en una etapa más avanzadas que en las mujeres, comentan los expertos.

Cada año en Estados Unidos, se diagnostican unos 2,000 casos de cáncer de mama masculino y unos 50 hombres mueren de la enfermedad. Puede atacar a cualquier edad, pero se diagnostica más frecuentemente entre los 60 y los 70 años de edad, unos cinco a diez años más tarde que en las mujeres.

El cáncer de mama en los hombres típicamente se diagnostica a una edad y en una etapa más tardías que en las mujeres porque los hombres no creen que están en riesgo de la enfermedad, dijo la Dra. Tatiana Prowell, oncóloga médica y líder científica de cáncer de mama de la oficina de productos de hematología y oncología de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

“Se pensaría que dado que los hombres tienen unos pechos más pequeños, notarían un bulto de inmediato. Pero los hombres no anticipan que un bulto en el pecho sea cáncer, mientras que la mayoría de las mujeres que sienten un bulto en el pecho de inmediato suponen lo peor”, señaló en un comunicado de prensa de la FDA.

Dado que el cáncer de mama en los hombres conforma apenas el 1 por ciento de todos los casos de cáncer de mana, hay poca investigación sobre los tratamientos para los hombres que sufren de la enfermedad.

“Tendemos a tratar a los hombres de la misma forma en que tratamos a las mujeres”, dijo Prowell.

“Históricamente, los hombres han sido excluidos de los ensayos de cáncer de mama”, añadió. “Animamos activamente a las compañías farmacéuticas a incluir a los hombres en todos los ensayos de cáncer de mama a menos que haya un motivo científico válido para no hacerlo. El número de hombres en los ensayos de cáncer de mama seguirá siendo bajo porque el cáncer de mama masculino es una afección rara, pero algo de información para ayudar a los hombres que se enfrentan a esta enfermedad es mejor que nada”.

La mayoría de hombres con cáncer de mama tienen bultos indoloros que se pueden detectar mediante el tacto, pero la enfermedad por lo general no se diagnostica hasta que llegan a sentir dolor, apuntó.

 

Vía: Health Day News

Una aspirina diaria podría reducir muertes por cáncer de estómago

Tomar una aspirina diaria durante una década podría reducir las posibilidades de contraer cáncer de estómago e intestino o de morir a causa de esas enfermedades, según los hallazgos de un estudio divulgado este miércoles.

La investigación desarrollada por expertos de la Universidad Queen Mary de Londres, que difunde hoy la publicación médica “Annals Of Oncology”, señala que si todas las personas de 50 años y mayores en el Reino Unido tomaran ese fármaco durante un periodo de diez años, podrían prevenirse 122.000 muertes por los citados cánceres a lo largo de dos décadas.

No obstante, los científicos alertan a la vez que la aspirina puede ocasionar efectos secundarios que no pueden ignorarse, como sangrado interno, por lo que antes de tomarla se debe consultar con un médico.

Para llegar a esas conclusiones, los científicos analizaron unos 200 estudios que investigaban los beneficios y perjuicios de consumir aspirina, un área de continuo debate médico.

Los expertos encontraron que ese fármaco reduce entre un 30 y un 40 % el número de casos y de muertes por cáncer de intestino, estómago y esófago.

En cambio, no lograron evidencias tan sólidas que pudieran corroborar que la aspirina pueda disminuir además muertes por cáncer de pecho, próstata y pulmón.

En sus investigaciones, los científicos precisaron que las personas debían tomar la aspirina durante al menos un periodo de cinco años para poder apreciarse beneficios.

El responsable del citado estudio, Jack Cuzick, de la Queen Mary University de Londres, instó a todas las personas sanas mayores de 50 años a considerar tomar una pequeña dosis (de 75 miligramos) de aspirina diaria durante una década.

“Al tiempo que hay algunos efectos secundarios graves que no pueden ignorarse, tomar aspirina a diario parece ser lo más importante que podemos hacer para reducir el cáncer después de dejar de fumar y reducir la obesidad, y probablemente será mucho más fácil de implementar”, señaló Cuzick, quien lleva tomándola desde hace cuatro años.

Vía: El Tiempo